Encabezado general últimas noticias

Fagor Electrónica está de actualidad

Todas las últimas novedades sobre nuestra actividad

Fagor Electrónica consolida su crecimiento y mantendrá el nivel inversor de los últimos años

Written by Klaudia Weiss   |   17 Noviembre 2016

Articulo completo en pdf

Las divisiones de semiconductores y subcontratación electrónica tiran especialmente de la compañía, que entre 2011 y 2016 ha dirigido 15 millones de euros a mejorar sus procesos productivos.

La compañía guipuzcoana Fagor Electrónica, perteneciente a la Corporación Mondragón, cerrará el presente año 2016 con un crecimiento de entre el 40% y el 50% en resultados. Este incremento, junto al obtenido en 2015, permitirá a la firma mantener el potente nivel de inversiones del último quinquenio, de unos 15 millones de euros.

“2015 fue muy bueno. Hubo un crecimiento en ventas superior al 25% y para este año prevemos que las cosas vayan todavía mejor, sobre todo por el lado de los resultados, que esperamos crezcan entre un 40% y un 50%”, explica el director general de Fagor Electrónica, Mikel Trojaola. En cuanto a ventas, los resultados igualarán a los del pasado ejercicio, con un incremento por encima del 20% en semiconductores y superior al 10% en gestión de flotas. En los otros dos negocios, subcontratación electrónica y tratamiento de señal las cifras serán similares a las del 2015.

Con las inversiones realizadas en los últimos cinco años se ha visto especialmente reforzada la división de semiconductores, donde, recuerda el responsable de la compañía, “los clientes tienen una máxima, que denominan ‘cero fallos’”. Para cumplir con ella, se han automatizado y mejorado la eficiencia de los procesos de tal forma que los productos tengan un ratio de competitividad más elevado y una precisión y fiabilidad mayor con objeto de eliminar posibles fallos futuros.

Actualmente esta es la unidad de negocio que más peso tiene, superior al 50% de las ventas totales. Exporta más del 96% de su producción con Alemania, EE.UU. y China como principales mercados y con una presencia muy potente en sectores como iluminación eficiente y automoción. En cuanto al medio plazo, las inversiones continuarán en esta línea. “Es una carrera en la que no te puedes parar”, asegura Trojaola para recordar que hace años Fagor Electrónica adoptó la estrategia de producir componentes no entrando tanto en la pelea del precio y sí en mantenerse en unas posiciones competitivas adecuadas, teniendo un producto de “altísima” calidad. “Eso es lo que nos ha permitido tener éxito en el negocio de semiconductores”, asegura.

Semiconductores es a día de hoy la división con más peso, superior al 50% de las ventas totales

A futuro, la compañía prevé que, junto a semiconductores, el negocio de subcontratación electrónica traccione la empresa ya que ambos “se mueven en los sectores de mayor pujanza”. Junto a ellos, la firma tiene también altas expectativas respecto al negocio de gestión de flotas, donde “estimamos que a 10 años vista vaya a existir una revolución”.

“Habrá una serie de vocablos, como son movilidad, conectividad, conducción eficiente o conducción autónoma que irán cogiendo cada vez más peso en el mundo del transporte y ahí es donde estamos posicionados”, según explica el responsable de Fagor Electrónica.

Precisamente en esta área se concentran ya importantes proyectos, como el realizado el pasado 2015 en Colombia, donde la firma equipó la flota de autobuses urbanos de Medellín. Y en breve comenzará a equipar los entre 12.000 y 14.000 autobuses urbanos de la capital de Perú, Lima.

Proyectos
Las necesidades que está generando el negocio de gestión de flotas en Latinoamérica llevará a Fagor Electrónica a plantearse el futuro establecimiento de filiales allí. Además, la compañía estudia también la posibilidad de abrir un centro productivo para la división de subcontratación electrónica. Estaría situado, según explica Trojaola, en la zona de México, de manera que pudiera abastecer de productos sobre todo a EE.UU. y al continente americano.

“Los proyectos en los que nos estamos moviendo tienen necesidades de inversión muy elevadas y estamos abriendo conversaciones con nuestros clientes cara a establecer una foto de estabilidad a futuro”, asegura, Trojaola.

En este área de negocio el reto se sitúa en invertir en medios de producción para conseguir una mayor eficiencia productiva, donde está el core del negocio. Se trata de importantes inversiones, con líneas de producción por encima de 1,5 millones cuya capacidad productiva hay que maximizar para amortizarlas, ya que se deben renovar en periodo muy corto de tiempo, de cuatro-cinco años.

Cabe destacar que, además de a medios productivos, Fagor Electrónica dedica importantes recursos a la I+D+i, concretamente un 3,5% de las ventas. Cuenta con áreas de investigación y desarrollo propias de cada una de las cuatro divisiones y ha creado, además, un departamento de nuevos negocios, una quinta pata que trabaja en nuevos desarrollos para acceder a nuevos mercados dentro del mundo de la electrónica como pueden ser coche eléctrico, eficiencia energética o aeronáutica.

Precisamente en este último sector la compañía ha dado recientemente un importante paso al lograr los certificados EN 9100 y EN 9110 que le facilitan entrar “en el selecto club de proveedores de equipamiento electrónico en el mundo aeronáutico”, donde ya está suministrando equipos.

50 años apostando, trabajando y sembrando
Este 2016 se cumplen 50 años de la puesta en marcha de Fagor Electrónica, siendo actualmente uno de los pocos fabricantes de semiconductores del mundo que cuenta con estructura productiva en Europa. Dispone de un equipo formado por unas 550 personas, de las que aproximadamente 250 trabajan en las plantas de Arrasate y Santander, donde se centra el desarrollo de software y de aplicaciones para el negocio de gestión de flotas, y otras 300 en la fábrica de Tailandia. Con un “proyecto de futuro” en el que la clave “son las personas”, a medio plazo destaca su director general, Mikel Trojaola, que los retos de la compañía se sitúan en “ser tremendamente competitivos” para lo que es necesario “apostar, trabajar y sembrar”, esto es, “seguir haciendo las cosas como las han hecho nuestros antecesores”.

 

Fagor Electrónica consolida su crecimiento y mantendrá el nivel inversor de los últimos años